Investigación revela altos valores de azúcares, grasas y sodio en alimentos para niños

Publicado el

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin

El artículo “Nutrientes críticos de alimentos procesados y ultraprocesados destinados a niños y su adecuación al perfil de la Organización Panamericana de la Salud” de autoría de la Dra. Eliana Meza Miranda, investigadora del Centro Multidisciplinario de Investigaciones Tecnológicas (CEMIT), y la Dra. Beatriz Núñez de la Universidad Autónoma de Asunción, fue publicado recientemente por la prestigiosa Revista Española de Nutrición Humana y Dietética, una referente en la materia.

El mencionado artículo presenta los resultados de una investigación que tuvo como objetivo determinar la adecuación de la composición nutricional de alimentos procesados y ultraprocesados destinados a niños de entre 2 a 12 años de edad de acuerdo a los valores de los nutrientes del Perfil de Alimentos de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) respecto a los nutrientes críticos según lo declarado en el etiquetado nutricional de los mismos.

Esta investigación es de suma relevancia cuando se tiene en cuenta que el estilo de vida actual ha llevado a una mayor disponibilidad y consumo de alimentos industrializados destinados a la población infantil, que usualmente son ricos en azúcares, grasas saturadas y altos en sodio.

De esta forma, se analizaron 113 productos de consumo masivo (11 procesados y 102 ultraprocesados) según la clasificación NOVA, adquiridos de dos supermercados de Asunción, Paraguay. Los productos adquiridos para muestra de la investigación fueron agrupados en 10 categorías: cereales (barras y otros); cereales para desayuno; bebidas; dulces; lácteos y derivados; alimentos congelados; golosinas; snacks; deshidratados e instantáneos; y embutidos y hamburguesas.

Resultados

El estudio muestra datos cruciales con respecto a elevados valores de azucares, grasas, sodio y otros nutrientes críticos que sobrepasan el valor calórico total (VCT) recomendado por la OPS en todas las categorías al menos en un nutriente.

En ese sentido, los resultados mostraron que:

  • En la categoría “Cereales”, se evidenció que la razón sodio/kcal supera la proporción 1:1, los azúcares estuvieron presentes en más del 10% del valor calórico total (VCT), las grasas totales, saturadas y trans no superan el % establecido.
  • En la categoría de “Bebidas”, se constató que los nutrientes críticos que sobrepasan lo establecido fueron los azúcares, superando el 10% del VCT.
  • En la categoría de “Dulces”, los nutrientes críticos que sobrepasan lo establecido fueron los azúcares, superando el 10% del VCT.
  • En la categoría “Lácteos y derivados”, se encontró que todos los nutrientes críticos sobrepasan lo establecido por la OPS a excepción de las grasas trans.
  • En la categoría de “Alimentos congelados”, se observó que el nutriente crítico que sobrepasa lo establecido por la OPS fue el sodio, superando la proporción 1:1.
  • En la categoría de “Golosinas”, se encontró que los nutrientes críticos sobrepasan lo establecido por la OPS son los azúcares, grasas totales y saturadas.
  • En la categoría de “Cereales para desayuno”, se evidenció que los azúcares superan el límite establecido por la OPS.
  • En cuanto a la categoría de “Snacks”, se observó que el sodio y las grasas totales sobrepasan lo establecido por la OPS.
  • En la categoría de “Deshidratados e instantáneos”, se constató que los azúcares están fuera del rango establecido por la OPS.
  • En la categoría de “Embutidos y hamburguesas”, resultó que el sodio, las grasas totales y grasas saturadas superan el límite establecido por la OPS.

 

Estos datos se vuelven particularmente preocupantes visto el los niños suelen tener preferencia por alimentos y bebidas dulces, lo que puede terminar generando caries dental y exceso de peso en la mitad de la infancia; así como un mayor riesgo de enfermedad cardiovascular, resistencia a la insulina, diabetes tipo 2 y obesidad más adelante en la vida.

El artículo recomienda que “si el objetivo es prevenir enfermedades y mejorar el bienestar, el mejor asesoramiento nutricional sobre productos ultraprocesados, independientemente de sus perfiles nutricionales, es evitarlos o al menos minimizar su consumo. Este enfoque implica una revisión sistemática y directrices dietéticas autorizadas y guías gráficas para lo que respecta a la dieta, nutrición y salud.”

Así también, hace énfasis en la necesidad de una educación nutricional tanto a padres como a niños en edad escolar.

 

Se puede acceder al artículo “Nutrientes críticos de alimentos procesados y ultraprocesados destinados a niños y su adecuación al perfil de la Organización Panamericana de la Salud” en el siguiente enlace: https://www.renhyd.org/index.php/renhyd/article/view/1085/787

 

 

 

 

CEMIT