Paraguay es un país con consumo excesivo de bebidas azucaradas según estudio internacional

Publicado el

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin

La Dra. Eliana Meza Miranda, del Centro Multidisciplinario de Investigaciones Tecnológicas (CEMIT) de la Universidad Nacional de Asunción (UNA), contribuyó en una investigación realizada a nivel internacional que evaluó el consumo de bebidas azucaradas durante el confinamiento generado por la pandemia de COVID-19 en doce países iberoamericanos y su relación con factores sociodemográficos y dietéticos; estudio que se divulgó en un artículo de la prestigiosa Revista Chilena de Nutrición.

Ya desde hace varios años, se manifiesta en la comunidad médica la preocupación por el consumo de bebidas azucaradas y su impacto sobre la obesidad y la epidemia de enfermedades crónicas no transmisibles (ECNT) como la diabetes o las afecciones cardiacas. Este tipo de bebidas incluyen refrescos y otras con edulcorantes calóricos (azúcares añadidos) como jugos y néctares procesados con sabor a frutas, bebidas deportivas y energéticas, cafés y tés endulzados, que son importantes contribuyentes de calorías.

Una revisión sistemática reciente encargada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) concluyó que el consumo de bebidas azucaradas es un determinante del peso corporal, y que el cambio en la grasa corporal está mediado por un mayor consumo de éstas.

A esto se suma la situación de restricción de circulación y confinamiento vivida a causa de la pandemia de COVID-19 que ha tenido múltiples impactos en los aspectos biopsicosociales de la población, incluida la alimentación. Se vieron afectados los hábitos alimentarios y los comportamientos cotidianos de las personas, lo que también tuvo un imparto de preservar una dieta sana. El acceso limitado a las compras diarias de comestibles llevó a reducir el consumo de alimentos frescos, especialmente frutas, verduras y pescado, en favor de los altamente procesados, como comidas preparadas, comida chatarra, bebidas azucaradas, entre otros que tienden a tener un alto contenido de grasas, azúcares o sal.

Esta situación hizo indispensables investigaciones como la señalada, que tuvo por objetivo evaluar el consumo de bebidas azucaradas durante el confinamiento y su relación con factores sociodemográficos y dietéticos.

En ese sentido, se realizó una recolección de datos en los 12 países involucrados. Participaron, en promedio, quinientas personas por país de forma voluntaria y anónima. Los participantes completaron un formulario online sobre consumo de alimentos e indicadores sociodemográficos que fue socializado en diferentes plataformas y redes sociales. Todos fueron mayores de 18 años y debieron aceptar el consentimiento informado en el formulario.

Una vez evaluada la información recolectada, los resultados mostraron que en todos los países se produjo un bajo consumo de bebidas azucaradas. Sin embargo, Paraguay fue el país que registró el mayor consumo excesivo de éstas, con un 25,3% de los encuestados.

 

El consumo de bebidas azucaradas difirió según las siguientes variables: sexo, edad, nivel educativo, procedencia, peso corporal y variación de la porción de alimentos. Las mujeres y los mayores de 60 años fueron en su mayoría de la categoría de bajo consumo. Dentro de la categoría de consumo excesivo, los de nivel educativo primario fueron los de mayor proporción.

El estudio mostró que más del 20% de los participantes durante el confinamiento presentaron un consumo entre moderado y excesivo de bebidas azucaradas, además este consumo fue mayor en hombres, personas de 30 a 59 años, con menor nivel educativo, que indicaron haber aumentado el peso corporal y tamaño de las porciones.

Así también, las personas que reportaron un aumento de peso corporal fueron las que tuvieron un mayor porcentaje de consumo excesivo de bebidas azucaradas. En este sentido, diversos estudios han mostrado cambios en la salud mental, actividad física y dieta durante la pandemia por COVID-19, esta última asociada a alimentos menos saludables, que pueden incrementar el riesgo cardiovascular y las enfermedades de salud mental.

 

El articulo “Consumo de bebidas azucaradas durante la pandemia por Covid-19 en doce países iberoamericanos: Un estudio transversal”, de la Revista Chilena de Nutrición, puede ser leído en su totalidad en el siguiente enlace: http://dx.doi.org/10.4067/S0717-75182021000400569

La Revista Chilena de Nutrición es el órgano oficial de la Sociedad Chilena de Nutrición, Bromatología y Toxicología. Divulga actividades e investigaciones relacionadas a esos ámbitos, buscando incentivar la especialización y capacitación profesional en alimentación y nutrición de acuerdo a los avances científicos y tecnológicos.

CEMIT