Investigan fluctuaciones de gases (GEI) en galpones de producción bovina de leche

Publicado el

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin

La bovinocultura es un rubro socioeconómico sustancialmente importante del país, con ella, el sector lácteo es extremadamente relevante para cubrir el consumo nacional y la exportación. Por otro lado, organizaciones internacionales atribuyen valores preocupantes sobre la emisión de gases de efecto invernaderos (GEI) provenientes al sector agropecuario. Esta apreciación, debería ser cuidadosamente verificada mediante un riguroso registro de datos, utilizando instrumentos tecnológicos,  analizada con rigor e inferenciada con herramientas apropiadas.

En esta línea de trabajo, se encuentra la investigación desarrollada por el Dr. Roberto Martínez López, Investigador del CEMIT/UNA-PRONII/CONACYT, cuyos resultados se exponen y discuten en el artículo recientemente publicado por la revista científica de la Facultad de Ciencias Veterinarias de la Universidad del Zulia (Venezuela), clasificada como “Q4” en el ranking SCImago. El artículo se titula: “Estudio de las fluctuaciones de Metano (CH4) y Dióxido de Carbono (CO2), en dos galpones de producción bovina para leche de Paraguay (intensivo y semi-intensivo), utilizando tecnologia ‘IoT’”.

Dicha investigación analizó fluctuaciones de dióxido de carbono (CO2) y metano (CH4), (2 de los mas importantes conocidos como GEI) en modelos tradicionales paraguayos de producción bovina de leche, que incluyeron dos sistemas de producción (intensivos vs semi-intensivos), con el objetivo de generar la primera base de datos real del país sobre estos valores, con metodología científica y conocer. La medición de GEI provenientes –realmente- de sistemas ganaderos es una prioridad a nivel mundial, a fin de constituir inventarios nacionales propios, generar bases de datos locales, para evitar formar parte de planes de mitigación realizados desde cálculos estimados en otras regiones o países industrializados del mundo (extrapolaciones).

En esta investigación, también como elemento innovador a nivel internacional, fue empleado la tecnología “IoT”, el internet de las cosas (por sus siglas en inglés), con equipamientos Smart Environment, que trabajan 24 horas registrando observaciones in situ. Estos equipos tienen la capacidad de generar alrededor de 220 datos por día, a través de sus sensores especializado de CO2, CH4, además de las variables climáticas del local (temperatura, humedad y presión), para de esta forma conocer la dinámica de estos gases, en tiempo real y con gran número de observaciones que luego son inferenciadas estadísticamente.

La investigación fue realizada durante primer semestre del 2020 en dos fincas lecheras típicas de los departamentos Central y Cordillera (Paraguay). La primera fue categorizada como Finca Intensiva de Producción de leche, debido a criterios locales consensuados, fundados en: 45 vacas (Bos taurus) lecheras con alta pureza racial Holstein mantenidos en dos hectáreas de pasto, y manejados en 300 metros cuadrados de galpón de ordeño, donde el desplazamiento es prácticamente nulo, alimentados con balanceados comerciales y pastos de corte picado, ad libitum, bajo dos ordeñes mecánicos al día. Durante el estudio en esta finca, fueron ordeñadas 20 vacas con una producción media diaria de 300 litros.

La segunda finca fue categorizada como semi-intensiva, con 32 vacas Holstein de pureza racial variada, que pastoreaban sobre 4 has de piquetes, con racionamiento de balanceado comercial y pasto de corte, solamente al momento de los dos ordeñes diarios, de manera ad libitum. El galpón de manejo era de 700 m2, y obtenían al momento del estudio, unos 180 litros de leche con 16 vacas en promedio.

Los datos fueron sometidos primeramente a un análisis exploratorio, a efectos de identificar el patrón de comportamiento de los mismos, específicamente la distribución teórica. Posteriormente, de acuerdo a los test de normalidad aplicados, fueron analizados con herramientas estadísticas inferenciales, para discriminar fuentes de variación (casualidad versus causalidad) y otorgarle rigor científico.

De manera global, el mayor promedio de CO2 en partes por millón (ppm), en cuanto a sistemas (intensivo; semi-intensivo), fue evidenciado en el sistema Intensivo de producción de leche. Los niveles de CH4 (% LEL) fluctuantes en ambos galpones de producción bovina de leche, en Paraguay, sin importar las franjas horarias ni los tipos de sistemas, siempre se mantuvieron por debajo del nivel de captación del sensor inteligente de este gas, considerado bastante reducido. Se detectó correlación positiva entre los niveles de CO2 (ppm) y temperatura (oC), aunque moderada. Correlación negativa entre CO2 y la humedad relativa del galpón de producción.

Además, se evidenciaron diferencias importantes en los valores de CO2, cuando se evaluaron fluctuaciones entre sistemas y franjas horarias. Los niveles de CO2 (ppm) fluctuantes en ambos galpones de PBL, en Paraguay, sin importar las franjas horarias ni los tipos de sistemas, pueden considerarse normales a la atmósfera encontrada en las urbes.

Este proyecto fue financiado por el CONACYT a través del programa PROCIENCIA con recursos del Fondo para la Excelencia de la Educación e Investigación (FEEI).

 

Para acceder al artículo completo puede ingresar al siguiente enlace: https://produccioncientificaluz.org/index.php/cientifica/article/view/36342

 

CEMIT