Investigadores del CEMIT exponen avances en investigaciones sobre la flor de Jamaica

Publicado el

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin

Del 18 al 20 de mayo pasados, se llevó a cabo el Tercer Simposio de Flor de Jamaica en el organizado por el Instituto Nacional de Ciencias Agrícolas (INCA) de Cuba y el apoyo del Centro Multidisciplinario de Investigaciones (CEMIT) de la Universidad Nacional de Asunción.

El evento se desarrolló en la localidad de Varadero, Cuba, y participaron del evento investigadores, técnicos, productores y empresarios, quienes presentaron sus resultados, avances y experiencias en la producción de la flor de Jamaica, y se trataron temas como el manejo del cultivo de las diferentes variedades (en su mayoría generadas por el INCA); condiciones del cultivo; tratamiento poscosecha, control de calidad y elaboración de productos; comercialización y mercadotecnia; la flor de Jamaica como planta medicinal y ornamental; y extensionismo y desarrollo local.

El Dr. Héctor Nakayama, responsable de Gestión de la Investigación del CEMIT presentó los resultados preliminares del comportamiento de dos variedades (Benito y Dogo) en el departamento Guiará, investigación desarrollada de manera conjunta con el Ing. Agr. Pablo Caballero del Ministerio de Agricultura y Ganadería.

Por su parte, el Ing. Agr. Antonio Samudio, investigador del CEMIT, realizó una ponencia sobre el aislamiento de hongos fitopatógenos en flor de Jamaica producidos en la localidad de J. Augusto Saldívar. Proyecto desarrollado en colaboración con el Dr. Nakayama y los ingenieros Juan Benítez, Manuel Enciso y la Ing. Gloria Resquín.

El aporte brindado por los investigadores paraguayos fueron muy bien valorados por los participantes, quienes coincidieron a resaltar su valor para el fortalecimiento de la producción del cultivo en Latinoamérica.

 

La flor de Jamaica (Hibiscus sabdariffa), también conocida como grosella en nuestro país, es una planta originaria de Africa que tiene uso medicinal en gran parte del mundo. En Paraguay se utiliza como antiescorbútico, mientras que en otros países se utiliza como antihipertensivo, antiespasmódico o en el tratamiento de la obesidad, entre otros usos.

 

CEMIT