Investigadores de la UNA y la Universidad de Newcastle desarrollan innovador proyecto para evaluación de calidad de aguas

Publicado el

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin

Investigadores de la Universidad de Newcastle (Reino Unido) y de la Universidad Nacional de Asunción (UNA) se encuentran trabajando en un innovador proyecto que busca desarrollar una herramienta de evaluación rápida de la calidad del agua mediante el uso de modelos de datos multidimensionales. En ese sentido, toman el lago Ypacaraí como sistema modelo.

El proyecto cuenta con la participación de profesionales del Centro Multidisciplinario de Investigación Científica y Tecnológica (CEMIT), de la Facultad de Ciencias Químicas (FCQ) y de la Facultad de Ciencias Agrarias (FCA) de la UNA, así como del Dr. Marcos Quintela-Baluja, experto en biología molecular y biotecnología, y el Dr. Elias Berra, experto en información espacial y sensores remotos, de la Universidad de Newcastle.

El objetivo de este trabajo es la creación de una novedosa herramienta para la monitorización y evaluación de sistemas acuáticos de una manera, rápida, económica y precisa. Este proyecto interdisciplinar aspira a la integración de nuevos métodos de secuenciación masiva e información espacial para la caracterización de ecosistemas acuáticos. De esta forma, podrían localizar e identificar perturbaciones ambientales relacionadas con la contaminación, el uso alterado de la tierra, la sobreexplotación, invasiones de especies microbianas y la diseminación de patógenos.

En el marco del proyecto, los investigadores extranjeros brindaron una conferencia denominada “Evaluación Rápida de la Calidad del Agua Mediante el Uso de Modelos de Datos Multidimensionales”, en el salón de reuniones del CEMIT, en la que explicaron detalles del proyecto por el que estarán trabajando en Paraguay en su estancia de dos meses.

El Dr. Marcos Quintela-Baluja, refirió que se busca utilizar imágenes de satélite con sensores remotos para así determinar puntos que puedan suponer un riesgo de contaminación en el cuerpo de agua. “Antes de venir hemos estado en contacto con distintos investigadores de la UNA y leyendo publicaciones con respecto a trabajos al respecto en el lago Ypacaraí que elegimos como punto de referencia”, comentó.

Por su parte, el Dr. Berra explicó que “una vez que se tengan las imágenes, éstas señalaran con diferentes colores los diversos grados de contaminación (…) entonces nosotros podemos asociar los grados de contaminación de las muestras tomadas in situ con los colores que nos brinda el satélite”. “Si se prueba que este método sirve, no solamente podremos monitorear estas pequeñas áreas de forma remota, sino también áreas mayores de cobertura nacional”, afirmó.

Ambos coincidieron que se busca además generar compartir conocimiento científico entre ambas instituciones, así como generar nuevos datos e informaciones que sirvan como base para futuras investigaciones. Explicaron que estarán trabajando con el CEMIT para la toma de muestras y análisis; con la Facultad de Ciencias Químicas para el análisis físico-químico; y con la Facultad de Ciencias Agrarias sobre el mapeamiento.

Como siguiente paso, los investigadores de Newcastle y los del CEMIT ya han tomado las primeras muestras de aguas del lago Ypacaraí que serán usadas para compararlas con las imágenes satelitales.

Este es un método innovador, y es la primera vez para nosotros que estamos aplicando este tipo de metodología. Es un proyecto piloto cuya metodología se está poniendo a prueba, principalmente para descubrir las necesidades y dificultades que pueda tener. Si los resultados fueran positivos se estará trabajando en futuras aplicaciones para este método.

Este proyecto es financiado por la Newcastle University Global Challenges Academy, el International Capacity Building Fund 2019 – Society for Applied Microbiology; la Facultad de Ciencias Químicas y el Rectorado de la UNA.

CEMIT