Estudio revela poca efectividad de dispositivos de desinfección por aspersión

Publicado el

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin

El pasado 8 de julio fueron presentados los resultados de una investigación que buscó evaluar los dispositivos de desinfección por aspersión, algunos de ellos de uso frecuente durante la actual pandemia.

Se trata del proyecto PINV20-322: Evaluación de dispositivos de desinfección por aspersión empleados para evitar la propagación del Covid-19, realizado en el marco del programa PROCIENCIA del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (CONACYT) administrado por la Organización Promoción para el Desarrollo (PROPADE) y ejecutado por el Centro Multidisciplinario de Estudios Tecnológicos de la Universidad Nacional de Asunción (CEMIT-UNA.

El objetivo del proyecto fue evaluar diferentes sistemas de desinfección empleados para evitar la dispersión del COVID-19, como túneles de desinfección, cabinas de desinfección y cortinas de desinfección para vehículos, que son estructuras modulares de desinfección utilizadas para grandes y continuos flujos de personas.

Para dicha tarea, fueron adquiridos ocho dispositivos de desinfección, ofertados en el mercado nacional. Fue evaluada la actividad antimicrobiana de los productos sanitizantes empleados y posteriormente la efectividad de los dispositivos al pasar a través de los mismos, según las indicaciones de los proveedores. Además, también se evaluó la distancia recorrida por las gotas asperjadas durante la activación de los dispositivos con la detección de agua deuterada.

De las marcas de sanitizantes evaluadas, sólo una de ellas demostró poseer actividad germicida. Así también, la hoja de seguridad de los productos utilizados por los dispositivos (amonio cuaternario en su mayoría) declara que pueden producir irritaciones a la mucosa y a la piel, por lo que se sugiere usar sistema de protección personal. Ningún dispositivo es capaz de reducir más del 60% de la carga microbiana luego de pasar a través de los mismos.

También se pudo constatar que la aplicación por aspersión no es homogénea ya que se notó en los sujetos de prueba la diferencia de efectividad cuando se revisaron diferentes partes del cuerpo (pecho, hombros, espalda y rodilla).

La distancia recorrida por las gotas asperjadas se limita a un máximo de 160 cm del dispositivo, en condiciones controladas (sin viento), las mismas dependen de varios factores a considerar, como la cantidad, disposición y calibre de cada pico aspersor, además de la presencia o la ausencia de cortina de protección.

Los resultados del proyecto se ven reflejados en dos materiales: uno sobre procedimientos de uso de los dispositivos de desinfección evaluados, y un manual de uso para los sistemas de desinfección por aspersión, editados siguiendo las indicaciones de las autoridades pertinentes.

El equipo de investigadores estuvo conformado por: Héctor Nakayama (Director del Proyecto y Responsable Técnico), Gustavo Brozón, Griselda Franco, Antonio Samudio, Enrique Báez, Mónica Bogado, Carlos Mussi, Esteban Duarte, Dante Cibils, Ryad Elkhalili, José Ayala y Alide Rodríguez Alcalá.

 

Se puede ver la presentación de los resultados del proyecto PINV20-322: Evaluación de dispositivos de desinfección por aspersión empleados para evitar la propagación del Covid-19 en el siguiente enlace: https://www.youtube.com/watch?v=EiqdLfPDtTw

 

CEMIT